Inicio»Técnica vocal»¿Y QUIÉN TE HA DICHO QUE NO TIENES BUEN OIDO?

¿Y QUIÉN TE HA DICHO QUE NO TIENES BUEN OIDO?

4
Shares
Pinterest Google+

He comentado en otras ocasiones, (véase el artículo Los Problemas de oído son de voz) cómo, injustamente, ciertas personas descalifican a otras por la simple razón de no saber repetir vocalmente un sonido que se les está emitiendo y que escuchan perfectamente.

Esta persona no sabe (por ahora) repetir el sonido que escucha perfectamente, pero eso no significa que no lo oiga.

En el acto de escuchar un sonido y reproducirlo vocalmente de forma correcta influyen más órganos que el oído.

El oído es el órgano receptor del sonido, se tramita dicho sonido en el cerebro y es el aparato fonador el encargado de reproducirlo.

Hemos podido observar que esta persona tiene el oído correctamente, recibe bien el sonido que se le ha dado a escuchar; una vez recogido correctamente el sonido por el oído hemos observado que no lo reproduce de forma correcta.

Puede y es muy seguro que haya un problema de funcionamiento en el aparato fonador, problema que puede residir en la relación entre aparato fonador y cerebro.

Es fundamental la relación entre aparato fonador y cerebro y aparato auditivo y cerebro.

Cuidando y haciendo crecer correctamente la relación entre oído y cerebro, cerebro-aparato fonador tendremos una persona correctamente adiestrada en la recepción y emisión de sonidos musicales, además de otras funciones.

En relación a este tema de la escucha de sonidos musicales, o dictados musicales me gustaría decir algo en favor de quien tiene que soportar hacer este tipo de ejercicios sin una preparación adecuada para realizarlos. Esta practica completamente errónea solo genera desilusión y no evalúa correctamente las capacidades del alumno.

¿Como va a reconocer una persona un sonido, ni solo ni entre otros muchos, si no se le ha dado a conocer dicho sonido?

Cuando comenzamos a aprender a leer, primero se nos dan a conocer las vocales y consonantes, luego las palabras y cuando las conocemos por sí mismas las podemos reconocer en un dictado.

Por favor no empecemos la casa por el tejado.

Foto de cabecera: Designed by Freepik

Artículo anterior

y esto de la memoria, ¿para qué sirve?

Artículo siguiente

¡CUÁNTO TIEMPO CRECIENDO JUNTOS!

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.