Inicio»Opinión y Reflexión»y esto de la memoria, ¿para qué sirve?

y esto de la memoria, ¿para qué sirve?

3
Shares
Pinterest Google+

Como me cuentan los alumnos coralistas muchas cosas y me invitan a que las publique pues… yo estoy encantado de poder hacer algunas cosa más por ellos.

Me cuentan que tienen un problema “grave” y es que tienen que aprender una partitura bastante difícil musicalmente y muy extensa, además el idioma en que está escrita es el alemán.

Bueno hasta ahí, está complicada la cosa pero… hay alguna posibilidad.

Pero no, no queda la cosa ahí, además de lo mencionado anteriormente, hay que aprenderse esta obra de memoria.

Pero tampoco termina la cosa ahí, como es de memoria… de partitura nada de nada.

Yo ante todo esto les pregunto que por qué estas normas y me dicen que es para que miremos al director.

Me pregunto ¿los que se queden en blanco… también le tienen que seguir mirando o pueden mirar para otro lado hasta que recuerden lo que les toca?.

¡¡Qué hobby duro este el de coralista amateur!!,  hay que aprender de memoria toda la música sin entenderla en la mayoría de las ocasiones y además el idioma sin entenderlo, también de memoria.

Verdaderamente lograr cantar así es bastante más complicado que leyendo música.

Yo sabía que los coralistas amateurs tienen mucho mérito en lo que hacen, pero desde luego ahora pienso que …”tienen el cielo ganado”.

Claro que sé que hay coralistas que se esconden detrás de los libretos, otros que escriben la letra y tiran la partitura y otros que miran a cualquier lado menos a la dirección y otras muchas cosas más, pero… también sé que si una persona llega a un grupo coral y le hacen una de las pruebas al uso, la cual no determina casi nada o nada de forma correcta, ni en lo vocal ni en lo musical , y nadie le enseña ni cómo cantar, ni cómo seguir una partitura, ni cuándo mirar al director, ni cuándo a la partitura, porque no siempre hay por que estar mirando al director, éste no tiene una partitura ni en la cara ni en el traje, pues entonces…

Sin partitura nos podemos quedar en blanco, eso sí, mirando al director… o no.

Con partitura sin haber aprendido a utilizarla, continuamos en blanco, mirando o sin mirar al director.

Difícil hobby este el de coralista amateur, toda mi admiración y respeto para ellos.

Artículo anterior

Soy mayor... ¿y qué?

Artículo siguiente

¿Y QUIÉN TE HA DICHO QUE NO TIENES BUEN OIDO?

1 Comentario

  1. Avatar
    16 julio, 2017 en 11:23 — Responder

    JOLÍN!!! Desde luego, agüita con algunos profesionales.
    Hace poco, quise aprenderme una canción en inglés y efectivamente, aprender algo, en general sin entenderlo, es muchísimos más difícil e incluso frustrante y desmotivador, que entendiendo, la partitura, la letra o el lenguaje.

    Gracias Eduardo por recordar su importancia!!!!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.