Inicio»Técnica vocal»Sin ánimo de alarmar, pero no te equivoques

Sin ánimo de alarmar, pero no te equivoques

4
Shares
Pinterest Google+

La principal función vital de las cuerdas vocales, no reside en la fonación, reside en la respiración y en el cuidado de todo nuestro aparato respiratorio, y como consecuencia de ello, tendremos nuestra fonación.

La ejercitación correcta de las cuerdas vocales, en lo primero que debe incidir es en un cuidado de nuestra anatomía respiratoria, con todo lo que eso conlleva para un desarrollo normal de nuestra vida.

Cuando hacemos “burradas” con nuestro aparato fonador, pensamos que como mucho, lo que nos puede suceder es una “afonía” para entendernos mejor, o un pólipo, o un nódulo… pero por desgracia, en las personas que hablan mal o cantan peor, esto como que… es un mal menor.

Bueno en realidad, pudiera ser un mal menor si se compara con otros procesos que pueden ocurrir en las cuerdas y en todo nuestro aparato fonador.

Ningún mal es menor y menos en relación a la salud.

Pero, por ejemplo, si hemos tenido un mal funcionamiento de nuestras cuerdas vocales, este puede haber sido consciente o inconsciente, me explico.

Hay personas que hablan toda su vida fuera del sitio donde debieran hablar, esto se da por diferentes circunstancias como puede ser:

Estrés, problemas respiratorios, circunstancias ambientales o de logística, circunstancias de mobiliario donde se habla habitualmente, etc..

Como podemos ver, todo esto invita de alguna manera a forzar nuestra voz y adquirir un hábito en la fonación que no es el nuestro, y lo que hemos hecho es tratar de adaptarnos a la situación como buenamente hemos podido.

Del daño consciente… ya sabemos casi todo lo que hacemos, pero ni consciente ni inconscientemente sabemos de los problemas de salud que se nos pueden venir encima.

De todo esto que se está produciendo en nuestro organismo, no nos suele advertir nadie, y nosotros mismos, tampoco tenemos ni idea en lo que puede desembocar, que no es más que, si no tenemos una dolencia pronto, pues… nos vendrá más tarde y será cuando tratemos de saber ¿qué nos ocurre en nuestra voz?

También sabremos que lo de “menos” es lo que le ocurre a nuestra voz, esto de “menos” siempre muy entrecomillado.

Pero si comenzamos a tener problemas vitales en nuestro cuerpo, evidentemente la voz se verá afectada en grado sumo.

Continuamos en el siguiente artículo.

Artículo anterior

¿ENTIENDO QUE ME TIENEN QUE ENTENDER?

Artículo siguiente

Comienza su expresión natural

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.