Inicio»Técnica vocal»EL COMIENZO DE UNA OBRA

EL COMIENZO DE UNA OBRA

Hablaremos básicamente del comienzo de una obra, pero el comienzo de cualquier frase conlleva también las misma dificultades en relación al momento respiratorio y a casi todos los demás.

5
Shares
Pinterest Google+

Hemos hablado en un anterior artículo sobre los ataques a una nota, sobre todo hacíamos mención a ataques de notas extremas.

En esta ocasión hablaremos sobre el ataque que más se ejecuta y este no es otro que el de comenzar a cantar una obra o comenzar a cantar una parte de ella.

Claro que se le puede catalogar como un ataque, tiene todos los requisitos necesarios y es, como todos los ataques, primordial ejecutarlo correctamente.

Contiene un primer paso en el que hay que tener muy claro en qué momento tenemos que comenzar, para así preparar una cogida de aire correcta, no hay que hacer dicha cogida de aire antes de tiempo ni tampoco tarde, hay que hacerla en el momento justo.

El comienzo marca nuestra línea de canto a desarrollar y como comienzo e importancia que tiene, también conlleva gran cantidad de nervios acumulados.

Cuando realizamos el ataque de una nota no siendo un comienzo, tendremos que asentar bien nuestra posición vocal en la nota anterior y siendo buena esta emisión anterior, también lo será la posterior; pero cuando estamos iniciando una obra, estamos sin referencias anteriores, con lo cual tenemos que asentar bien ese primer paso que demos, asentarlo en una correcta cogida de aire en el momento adecuado, una correcta posición de nuestra boca y un correcto trabajo de mantenimiento de la presión del aire con nuestra musculatura respiratoria, simplemente con lo que acabamos de mencionar, queda suficientemente claro que el inicio es un ataque y también queda claro la importancia que este tiene.

Estamos hablando básicamente del comienzo de la obra, pero el comienzo de cualquier frase conlleva también las misma dificultades en relación al momento respiratorio y a casi todos los demás.

Puede coincidir este comienzo con una nota extrema a la que atacar, con lo cual la dificultad aumentará.

Atacar una nota correctamente tiene su dificultad, eso es evidente, pero no debemos olvidar que toda esa dificultad es un proceso por el cual podemos crear una gran belleza y es en lo que más hay que pensar y no tanto en la dificultad que esto entrañe.

Artículo anterior

Y ESTO... ¿A QUÉ ME SUENA?

Artículo siguiente

LLEGAR Y LO MEJOR POSIBLE

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.