Inicio»Opinión y Reflexión»Vergüenza torera

Vergüenza torera

4
Shares
Pinterest Google+

Pudimos asistir hace unos días a ver y escuchar una representación de Macbeth de Verdi desde un gran teatro europeo.

Como suelo decir, este circo cada vez lo entiendo menos y me explico.

Pudimos escuchar a un buen barítono, con voz de barítono, que no es poco pedir, haciendo un buen trabajo.

Pudimos escuchar a una soprano queriéndose acercar a un rol de soprano “dramática”, al que no puede ni asomarse, A MAYOR ESFUERZO, PEOR RESULTADO.

Para muestra… comienza a agrandar la voz en la zona media, la agranda tanto que cuando empieza a recorrer el comienzo del tramo agudo el vibrato se convierte en oscilación preocupante y cuando ya llega a la zona aguda, sonido abierto, produciéndose un agudo chillado y desafinado… hay tanta soprano “dramática” por el mundo que esto comienza a ser un verdadero “drama”.

Nos encaminamos al tenor, A MAYOR ESFUERZO PEOR RESULTADO y a las pruebas me remito.

Yo me preguntaba ¿este chico que hará aquí? Le cuesta horrores cantar esta obra, y eso que tiene poco que cantar.

“Alla paterna mano”, aria preciosa donde las haya, … ni frío ni calor…, para un estudiante… bueno aprobadillo sí, pero poco más.

Pero me sigo preguntando ¿Qué hará este chico aquí?

Me explico, yo no leo la prensa rosa y claro en este circo, esta prensa cada vez tiene mayor importancia, por lo que parece ser.

Y entonces me entero que este cantante es el marido de…la soprano “dramática”… aaaah, ¡ya! ¡Y que han coincidido aquí por casualidad!

Bueno pues casualidades que suceden…¡¡¡así es la vida!!!

En España hay una frase hecha que se denomina “VERGÜENZA TORERA”.

No entiendo de toros, pero siempre me ha llamado la atención esta frase y he tratado de informarme sobre algunos de sus significados y prácticamente en todos, está relacionada con la palabra, dignidad.

Cuanto me gustaría ver en este circo más VERGÜENZA TORERA.

No por nada, ¡¡¡noooo!!! Lo digo por casualidad.

Nos vamos con el bajo, en realidad el personaje de bajo sale desde el principio de la obra, pero no pudimos escuchar la voz de un bajo hasta el final, cuando salió un cantante, muy muy muy secundario con una auténtica voz de bajo.

¿y… el que salió desde el principio? A MAYOR ESFUERZO PEOR RESULTADO y más si uno quiere desarrollar un papel de bajo sin serlo.

¡Ole, ole y ole!, a este joven bajo, muy, muy, muy secundario que tiene lo que hay que tener, además de una preciosa voz de bajo, tiene VERGÜENZA TORERA, ¡¡¡mil gracias!!!

Artículo anterior

Mugir cantando, no gracias

Artículo siguiente

A mayor esfuerzo, peor resultado

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *