Inicio»Técnica vocal»El silencio es vital para el sonido

El silencio es vital para el sonido

6
Shares
Pinterest Google+

Los silencios, son imprescindibles tanto cantando como declamando y como mínimo tienen la misma importancia que una palabra o un sonido.

Por ello hablaremos de él, tanto para la voz cantada como para la declamada.

El cantante y el orador, tienen que aprender a utilizarlos en sus diferentes usos.

Su uso más vital es en relación a la posibilidad de coger aire a la vez que hacer descansar al cuerpo de la actividad de fonación que se está realizando.

Este descanso y esta cogida y expulsión de aire es básico para un correcto desarrollo de dicha actividad.

Esta misma actividad de descanso y de maniobras respiratorias, debemos hacerlas de la manera más disimulada posible y crear con ello, cuando la ocasión lo requiera, una pausa o silencio interpretativo.

El silencio transmite y mucho. El silencio genera expectación, también genera descanso en la persona que escucha, como también en la que lo ejecuta.

El silencio puede realzar la última palabra o sonido dicha o ejecutada y las primeras que se digan o ejecuten a continuación de este.

Es evidente que el silencio forma parte del ritmo y de manera importantísima.

También forma parte de la entonación de una frase en su entorno global, tanto en la ejecución musical como en la declamación.

Es un espacio que nos permite imaginar y reflexionar.

Nos permite pensar en lo que ha sucedido anteriormente y lo que puede venir a continuación.

El silencio es tan importante, que en muchas ocasiones se dice, que una de las cosas más difíciles para un cantante es saberse callar a tiempo.

También se habla de la gran importancia de saber esperar, no adelantarse, dando el correspondiente tiempo de silencio al momento que lo tiene.

En algunas ocasiones en las que nos hemos despistado y hemos creado un silencio donde no estaba, si este lo hemos ejecutado (por despiste) de la forma más natural del mundo, aunque sea un error, puede pasar desapercibido dentro de un pasaje de la obra y haber formado parte de ella, de manera excepcional, aunque haya podido cambiar el significado en algo el resultado de dicha frase.

Artículo anterior

De formar o deformar. Los grupos de Rock

Artículo siguiente

Ohhhh, continuamos vocalizando

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.