Inicio»Técnica vocal»Más por menos. Problemas de expresión oral

Más por menos. Problemas de expresión oral

6
Shares
Pinterest Google+

Venimos de un artículo anterior donde mencionábamos, las muchas dificultades de ciertas personas para expresar, hablando de manera correcta y sin daños para su salud, todos sus conocimientos intelectuales.

Hablábamos de tres alumnos que tenían problemas de expresión oral en sus trabajos.

La causa básica que produce este mal, es una mala utilización de nuestro cuerpo.

Una mala utilización del cuerpo que no permite la emisión del aire a presión de manera correcta, para que así nos permita realizar un ejercicio de declamación, o de simple conversación prolongada en el tiempo, sin que ello nos provoque problemas.

Comienza todo con una deficiente cogida de aire, esto provoca un trabajo muscular desproporcionado, en relación a la tensión que la musculatura adopta y al poco rendimiento satisfactorio que produce en nuestro aparato fonador.  

Se comienza a producir un desgaste físico desproporcionado y una de las zonas que más lo sufre es el cuello.

El hecho de que en nuestro tórax se genere una tensión, sobre todo en los intercostales al abrir el tórax, y el poder mantenerlo abierto para garantizar una presión de aire adecuada, no significa que también tengamos que tensar el cuello, en absoluto tiene porqué ser así.

Hay que trabajar la independencia entre esa tensión que creamos en el tórax, lugar preparado muscularmente para ello, y el cuello que no está preparado para ciertas tensiones.

Debemos mantener nuestro tórax en tensión y nuestro cuello relajado, lo hemos comentado en artículos anteriores y lo continuaremos comentando.

El cuello es lugar de paso del aire, y si lo obstruimos no tendremos un buen resultado de nuestro aparato de fonación.

No cabe duda, que si nos estamos dañando cuando hablamos, sobre todo, en lugares de trabajo, donde la intensidad que requieren los asuntos laborales no es poca, pues evidentemente este mal, nos restará atención del trabajo mental que requerimos hacer en el mismo momento.

Hay que conseguir dar la vuelta a la situación, para que nuestra voz sea una herramienta siempre a nuestra disposición, que nos pueda proporcionar ventajas en nuestro día a día y no inconvenientes.

Artículo anterior

Menos por más. Cantar son todo ventajas

Artículo siguiente

"Se me ha bajado la voz durante el verano"

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.