Inicio»Anacronica»Los gemelos respiran dos veces

Los gemelos respiran dos veces

7
Shares
Pinterest Google+

Continuamos esta semana en Anacrónica, con la entrevista que empezamos la semana pasada a los gemelos Emilio y Manu. Como ya habéis podido conocer de ellos, poseen voces muy diferentes a pesar del gran parecido físico. En esta ocasión nos centraremos en la técnica vocal que reciben y preguntaremos aspectos técnicos y repertorios sobre los que están trabajando actualmente.

Esperamos que lo disfrutéis.


ANA: Vamos a ponernos un poco más técnicos, hablemos sobre la respiración, ¿Respiráis bien cuando cantáis, o creéis hacerlo bien? ¿Qué papel desempeña para vosotros el aire en el canto?

MANU: El aire es imprescindible en el canto, lo más importante. Y diría que me sobra el aire, lo que pasa es que a veces, cantando una partitura, respiro donde no debo.

EMILIO: El aire lo es todo en el canto. Yo no tengo tampoco problema en respirar, quizá porque igual también voy aprendiendo que no es necesario ahogarse, que hay vocales abiertas en las que puedo aprovechar a respirar, eso es lo que he descubierto aquí haciendo la técnica. Antes si que andaba más asfixiado.

MANU: yo creo que ahí si que hemos mejorado, en hacer fraseos y aguantar más tiempo, porque a la vez, como tienes menos esfuerzo con las notas, aunque sean altas, se nota que te sobra; ahora tenemos más terreno.

ANA: ¿Qué parte de vuestra voz os gusta más, los graves, los medios o los agudos, y cuál menos? ¿Dónde os encontráis más a gusto?

EMILIO: Dentro de mi voz, me gustan todas sus partes, pero si que te diré que me encuentro más a gusto en los medios.

MANU: Yo me encuentro más a gusto, o me gusta más de medio para arriba, menos las notas que no realizo con mucha frecuencia, pero por miedo más que por otra cosa, porque luego veo que salen.

ANA: ¿Por qué pensáis que son tan diferentes vuestras voces siendo gemelos?

EMILIO: pues ahí si que… me pierdo! Es una peculiaridad y mucha gente, incluso directores de coro en los que hemos estado se hacen la misma pregunta: ¿cómo, siendo gemelos, podéis tener dos tesituras tan distintas?

MANU: Si, en Valencia y Barcelona, nos dijo una directora, ¿cómo podéis?, es que es muy diferente, porque no están cerca, están muy lejos la una de la otra

EDUARDO: ¿cual será la clave de ello?

EMILIO Y MANU: Imagino que la fisionomía.

EDUARDO: Emilio tiene la cara más alargada y Manu más ensanchada en la parte de los pómulos. Normalmente, hay alguna excepción que vendrá dada por otras cosas, pero normalmente la constitución de la cara es muy importante en este sentido.

EMILIO: Si es curioso, ya que somos gemelos univitelinos.

ANA: ¿Qué obras estáis trabajando ahora?

EMILIO: yo hago pluriempleo, ¡¡ah obras!!, había entendido horas… (risas)

En general ahora mismo un compendio de cosas: habaneras, religiosas, villancicos, una obra del compositor Ángel Barja, zarzuela.

MANU: en parte es bonito por la variedad, porque no te encasillas en un lado. Tienes, desde unas que son un poquito serias, íntimas hasta otras más divertidas, a mí la zarzuela por ejemplo me parece divertida.

ANA: ¿Qué creéis por vuestra experiencia que puede aportar el canto a una persona que llega de nuevas? ¿Qué le recomendaríais si viene alguien que no canta normalmente?

MANU: es como por ejemplo hacer deporte, te aporta momentos para despejarte, tener otro concepto y otra forma de pensar. Que te sirva para romper la rutina y monotonía del día a día, pensar en otra cosa. Cantar es como un premio, toda la labor que estás haciendo te ha servido para algo, una meta. Cantar me ha ayudado mucho.

EMILIO: Es algo que te sirve de terapia para desconectar con todo, aparte de que físicamente es bueno también, incluso aunque hayas tenido mal día; es como el que lleva acumulado algo y necesita pegar un chillido para soltar un juramento, lo haces y sin más, notas que te encuentras mejor.

MANU: Sobre todo también es útil para la garganta y la nariz también, acabas sacando mucosidad y limpiando, Eduardo dice que no hay mejor expectorante que el aire.

ANA: ¿Qué cantante profesional os llama más la atención?

MANU:  En lo clásico, a mi siempre me han gustado Plácido Domingo, Pavarotti y Andrea Bocelli; a Alfredo Kraus me encanta oírle, porque cuando intento alguna canción nueva, suelo oírle bastante, aunque no tenga la misma tesitura, pero el sonido suyo me deja claro cómo tengo que poner el mío.

EMILIO: Yo les escucho a todos, pero no tengo nada decidido, aprecio a algunos que igual no tienen mucha voz, pero tienen un expresar que me llama la atención, como dice Eduardo, tienen musicalidad.

En tema de clásicos tampoco me he puesto a oír mucho, si que lo que dice Manu, Pavarotti es Pavarotti, el otro día oí al ruso que ha fallecido reciéntemente, Dimitri Hvorostovsky y le ves tan tranquilo subir y bajar, es una maravilla. Se nota que canta siempre muy erguido y con el tórax bien abierto

MANU: Tiene, o tenía la misma escuela que el profe.

ANA: ¿Qué tal cantar con un aforo lleno de gente o completo? ¿Cómo os sentís en esas situaciones?

MANU: A mí me gusta

EDUARDO: Emilio, ¿Qué tal fue ese solo para la última boda que has cantado?

EMILIO: Bien, canté arriba en el coro y los tenía de espaldas a mí. En ese momento, después de los ensayos que no habían sido iguales, abrí bien la boca, pasé ese primer momento, y ya me relajé. Parece que existiese un puente, que si lo pasas bien, ya va todo seguido y rodado.

EDUARDO: ¿tú cómo le oíste Manu?

MANU: Bien, mejor que en los ensayos en algunas notas que tenía altas y las hizo bien. Salió bien, el director la quiere poner en más celebraciones y hubo muchas personas llorando, los novios estaban emocionados y la novia conteniendo la lágrima.

ANA: Y ahora que estamos hablando de actuaciones ante públicos y representaciones, Hablemos de las audiciones ¿Cómo os sentís en las audiciones?

EMILIO: Ahora yo me encuentro más cómodo, antes me costaba más, pero sí que, dentro de un cierto nerviosismo; lo que te digo, igual por el hecho de esa responsabilidad que tienen los bajos, (risas).

MANU: Yo no llevo nervios, no me pongo nervioso, me pongo más o menos serio o tenso.

Muchísimas gracias Manu y Emilio por compartir con nosotros vuestra experiencia con la voz y vuestro aprendizaje en el canto. Estamos encantados con vuestra colaboración. Esperamos contar con vosotros en futuras ocasiones en las que sin duda, nos contaréis muchas más anécdotas y curiosidades. Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Eduardo Laher y el dominio Eduardolaher.com no es responsable de las opiniones vertidas por los participantes del blog, tanto en artículos, chats o comentarios. Así mismo Eduardo Laher, en su blog, eduardolaher.com, no asume garantía alguna sobre la veracidad, exactitud o actualización de las informaciones, aportadas por dichos participantes, en él contenidas.

Artículo anterior

Sopla, sopla, que te apagas

Artículo siguiente

¿Hay alguien ahí? o ¿estoy yo sólo?

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.