Inicio»Anacronica»Los gemelos entonan dos veces

Los gemelos entonan dos veces

5
Shares
Pinterest Google+

Después de las vacaciones y del descanso, comenzamos este nuevo año, en Anacrónicacon una interesante entrevista. En esta ocasión tenemos una entrevista doble! Entrevistamos a nuestros gemelos, Emilio y Manu; a su lado descubriréis su día a día musical, así como curiosidades y anécdotas relativas al canto y la música.

Esta entrevista, debido a su extensión se dividirá en dos partes, la primera parte os la contamos ahora, y la segunda, la próxima semana, esperamos que la disfrutéis y os animéis a comentar y participar.


Buenas tardes, Emilio y Manu, bienvenidos a Anacrónica y como siempre, os agradecemos la colaboración y que compartáis con todos los lectores del eduardolaher.com vuestra experiencia personal. En esta ocasión contamos también con la presencia de Eduardo Laher, que aportará algunos datos y curiosidades interesantes sobre algunos aspectos de la Entrevista.

ANA: Contadnos para empezar ¿QUÉ ES PARA VOSOTROS CANTAR?

EMILIO: Cantar, para mi, en principio es un hobby y disfrutar de algo que no sabías que podías hacer.

MANU: Para mi es una forma a veces de desestresarte. También lo entiendo como una forma de expresión.

ANA: Totalmente de acuerdo con vosotros, pero tengo una duda, ¿De dónde os viene la afición por cantar? ¿Cómo comenzasteis en esto del canto?

EMILIO: A mí me viene de las cenas o reuniones de amigos, cantabas algo medianamente bien y te dabas cuenta que te gustaba. Todo lo cantaba de oído hasta empezar con los coros y aprender algo. En realidad tengo que decir que la culpa de que yo esté cantando actualmente es de mi hermano, eso sí.

MANU: Yo empecé dos años antes que Emilio gracias a Rosi, un día cantamos en un karaoke y me decía que yo valía para cantar, pero yo no me veía; al final fui al coro y me empecé a integrar.

Principalmente aquí, a parte de los fallos, veo que voy mejorando, pero en el coro a veces me encuentro un poco engatillado.

ANA: Vamos un poco más atrás, ¿Había alguien en vuestra familia que ya cantaba?

MANU: Que yo recuerde no, no me viene a la cabeza ahora nadie en la familia que cantase. Con los primos cuando empezábamos a salir de chufla, sí que solíamos cantar.

EMILIO: Si, mi padrino tocaba el violín y el piano. A mi madre si le recuerdo cantar mientras cocinaba. Mi primo era más de cantar y yo me solía acoplar muy bien con él por la confianza que nos teníamos.

ANA: Ahora a nivel individual, contadme, ¿qué tipo de voz tenéis?

MANU: Yo más o menos como Jodido Lunes en lugar de Plácido Domingo, depende de cómo la coloque Eduardo, él me dice que soy un Tenor Lírico.

EMILIO: A mi siempre me han dicho que tengo voz de ultratumba. Lo que tengo claro es que mi voz tenía que ser grave, porque notaba que canciones de espirituales negros, del tipo “Only you” me llamaban mucho la atención, me eran más fáciles de oír, me salían como más normales y eran por las que quizá me sentía más atraído.

ANA: ¡Atención! una pregunta de opinión personal, pero sed buenos, hermanos! ¿Qué opináis o pensáis cada uno de la voz del otro?

MANU: ¡Buena pregunta! A mí me gusta oírle cantar ciertas canciones, cuando le veo relajado me gusta la voz que tiene; me da la sensación que se va acercando a como canta el profesor.

EMILIO: A Manu le pasa como a mí que con los nervios, al final, la voz va donde no debería ir y no suena bien, pero cuando controla la voz tiene un timbre que entra con facilidad y contundencia.

Anacrónica: Emilio y Manu
Entrevistamos a los gemelos Emilio y Manu

ANA: Veo que sois cada uno experto en la voz del otro, es normal que habléis con mucho conocimiento de la voz del otro y lo que le sucede al cantar.

EMILIO: Resulta más fácil criticar la voz que estás oyendo que la tuya propia porque, como estás a lo tuyo, por mucho que quiera tu mente está centrada en otra cosa y de la otra manera estás relajado totalmente y oyendo los pormenores de la canción del otro.

MANU: Además a veces cuando cantas y haces los solos, la gente aplaude pero no sabes si has cantado bien y piensas que te hubiera gustado escucharte porque no te escuchas, no te acabas escuchando.

EDUARDO: decía José Van Dam, un gran cantante y muy buen profesional, que el cantante tiene la pena que nunca va a disfrutar como el que está sentado en la butaca y le está escuchando, la obra para él es de otra manera que para la persona que está en la butaca, que es su trabajo y lo acepta pero que le encantaría escucharse como esa persona.

EMILIO: y luego hay otra cosa tú oyes un concierto en directo y después lo oyes grabado y es distinto, como dice Eduardo, el sonido en el aire y la grabadora no es lo mismo. Y como dicen los andaluces, el “duende” no es igual.

ANA: Habéis mencionado anteriormente el tema de los solos, contadnos ¿Cómo os sentís haciéndolos?

MANU: Yo me encuentro a gusto haciéndolos, tienes reparo cuando piensas que te va a tocar, pero cuando ya estás ahí en lo único que piensas es en hacerlo bien, mirar a Eduardo, que no falte, porque si falta… tienes que tenerlo ahí pendiente un poquillo.

EMILIO: Yo lo hago, pero por dentro hay un algo, miedo o no sé qué, el hecho de quererlo hacer bien, sientes que te ata de alguna manera; si que lo haces, pero para mí sigue habiendo algo ahí, que no sabes lo que es, pero no termina de quitarse esa carga, es como una mochila

ANA: Y por tanto ¿te deja disfrutar menos de ese momento?

EMILIO: Si, hay un momento que parece como que te sueltas y ya, pero sí que hay parte de la canción que es como llevar algo hasta que ves la respuesta de la gente y te encuentras más tranquilo.

MANU: yo no lo llevo así. Yo lo achaco a la personalidad de cada uno. En mi caso, como he estado compitiendo y hacía todo lo que podía, lo que estaba bien, estaba bien y lo que estaba mal ya estaba hecho;  entonces salgo y lo hago.

EDUARDO: sois diferentes, de hecho, la persona determina y, en este caso la cuerda determina también, las voces graves son más como Emilio, el tenor no ve de igual manera esa carga, es más atrevido.

ANA: Ahora que hemos hablado de la voz, como cantantes solistas, vamos a hablar un poco sobre cantar en una agrupación coral, ¿Cómo os sentís cantando en un coro?

EMILIO: Cantando en un coro me encuentro bien, me siento cómodo. Más que hablando de la voz me siento como persona, en grupo, me siento bien porque, aunque haya algún fallo, siempre hay alguien al lado que va haciéndolo bien o al revés, si alguien falla y tú lo haces bien, va a salir porque al final es una labor de grupo.

MANU: Yo vuelvo a lo que comentábamos antes, si coincide que  es un día en el que no te repercuten los de al lado, me encuentro cómodo y la cosa sale bien.

ANA: Como se que también lo habéis probado, ¿Qué diferencia encontráis en comparación a cantar en un cuarteto?

EMILIO: Cantar en un cuarteto es algo más comprometido porque al final no deja de ser tu voz sola, pero, como la mayoría de las partituras, quieras o no, nadie se las sabe, así que si hay algún fallo se puede dar como que es algo de la obra.

MANU: Cuando ensayábamos por voces en cuarteto y más número de voces estaba a gusto y cómodo, cuando cantábamos en ochote me sentía bien acomplándome con mi compañero de cuerda, nunca me he encontrado en el compromiso de nervios.

Hasta aquí la primera parte de esta interesante entrevista. La semana que viene nos vemos con la segunda parte en la que los gemelos nos contarán su experiencia con el canto, en relación a aspectos fundamentales como el aire, o la técnica vocal. ¡Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Eduardo Laher y el dominio Eduardolaher.com no es responsable de las opiniones vertidas por los participantes del blog, tanto en artículos, chats o comentarios. Así mismo Eduardo Laher, en su blog, eduardolaher.com, no asume garantía alguna sobre la veracidad, exactitud o actualización de las informaciones, aportadas por dichos participantes, en él contenidas.

Artículo anterior

Sin más ánimo que tratar de aportar aire

Artículo siguiente

Reflexión espirométrica

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.