Inicio»Curiosidades de la voz»Para la voz resfriarse es normal, chillar, no

Para la voz resfriarse es normal, chillar, no

6
Shares
Pinterest Google+

Cuando se ha tenido una afección relacionada con la zona de fonación, hay que tener muy claro cuándo se puede volver a ejercitar la voz, de manera normal, tanto en declamación como en el canto.

Yo les suelo decir a los alumnos, que cuando la afección, que en la mayoría de ocasiones suelen ser resfriados y gripes etc. está en un proceso de eliminación en las vías altas y lo que queda mayoritariamente es mucosidad en esta zona, se puede comenzar a ejercitar el canto y la declamación con mucho cuidado y siempre bien guiados.

Estas clases, con estos problemas en los alumnos, son muy productivas por diferentes razones.

Se suele decir que un cantante suele dar los mejores conciertos, técnicamente hablando, cuando tiene algún tipo de afección, como las que decíamos anteriormente y en una fase leve.

Yo creo que siempre se canta mejor estando en las mejores condiciones, pero sí que es cierto que cuando se tiene algún problema de salud, como los mencionados anteriormente, sueles estar más pendiente de cosas, que cuando estás bien no lo estás tanto.

Por ejemplo, cuando un alumno ha pasado un resfriado, tiene mayor cantidad de flemas a la hora de cantar, y evidentemente, estas se hacen notar bastante más que cuando no se está en condiciones normales.

El alumno puede observar, que, si canta con más cuidado, con menos volumen, sin forzar lo más mínimo, la flema no se hace notar y el sonido es mejor.

El alumno lo que está haciendo en ese momento es ser mucho más consciente de la forma de cantar que está ejecutando, con lo cual ya es un paso importantísimo y una lección fundamental para continuar aplicando esta forma de cantar en los momentos en que se encuentre bien.

Debemos tener claro, que este tipo de afecciones, tan directamente relacionadas con el aparato fonador, son normales y su repercusión sobre él también.

Hay que tomar las precauciones necesarias, tener el descanso necesario y reiniciar la actividad de forma moderada.

Para el aparato fonador son bastante más anormales las afecciones que conscientemente le producimos, como abusar de él y no cuidarle lo más mínimo.

Artículo anterior

MIREN APODACA (II): La constancia y el tesón son vitales en un mundo como el canto

Artículo siguiente

Soprano segunda o... ¿segunda soprano?

1 Comentario

  1. 2 noviembre, 2017 en 13:30 — Responder

    Recuerdo, cuando estuve recibiendo clases con Eduardo, que una vez, le llamé diciendo…
    Eduardo, no voy que estoy con un catarrazo…
    Me dijo, igualmente, ven.

    Así lo hice.
    Nunca se me olvidará esa clase.

    Gracias Eduardo!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.