Inicio»Técnica vocal»La línea de canto tenoril

La línea de canto tenoril

0
Shares
Pinterest Google+

Hemos hablado de línea de canto en artículos anteriores, y hacíamos mención especial a las voces graves.

La línea de canto es imprescindible en todas las voces, es fundamental, somos un instrumento cuando cantamos y debemos definir correctamente qué instrumento somos y lo bien que puede sonar ese instrumento.

La voz de tenor es compleja se mire por donde se mire

Y como tal, tiene unas «licencias» de ejecución del sonido en su registro medio que son difíciles de aceptar en otras voces.

La apertura controlada o semi-apertura del sonido del tenor en el rango medio, y hasta qué límites, según quien lo realice y si se realiza, está más que aceptado.

Todo esto no es óbice para que el tenor deba tener su línea de canto correcta, y la puede tener incluyendo esta semi-apertura del sonido, con una emisión clara en todos los registros, incluido y muy incluido el agudo y sobre agudo.

Si un tenor abre el sonido de forma controlada en su registro medio, tiene que dejar de hacerlo en su registro agudo y de una manera bella, sin que se note el paso de un registro a otro, aún viniendo del anterior con la voz medio abierta.

Tendrá que cuidar mucho las notas de paso y sacar de ellas gran provecho; son estas notas especialmente complejas en un tenor, pero también un trampolín para hacer destacar a un buen cantante de otro que no lo sea.

Esta licencia que tiene la voz de tenor de semi-abrir el sonido, tiene que estar muy bien gestionada y no abusar de ella pues puede tener consecuencias fatales para la salud del instrumento.

También en la ejecución de esta manera de cantar en el registro medio hay que tener muy claro en qué obras se puede hacer más y en cuales menos. Es evidente que un cambio de registro medio a agudo viniendo de una voz semi-abierta siempre va a conllevar más riesgos de ejecución que si el mismo cambio de registro se realiza viniendo de una voz montada en el registro medio.

Este riesgo hay que valorarlo bien, sino puede acarrear más de un disgusto.

(Imagen de cabecera: By MDM1915 (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons)

Artículo anterior

El ataque a una nota

Artículo siguiente

El Tenor Drámatico

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.