Inicio»Opinión y Reflexión»Doña Natura nos da la base para el canto, pero la técnica nunca sobra

Doña Natura nos da la base para el canto, pero la técnica nunca sobra

5
Shares
Pinterest Google+

Normalmente el alumno tiene un conocimiento de su voz bastante escaso y distorsionado casi por completo.

La utilización de su cuerpo para la emisión de sonido vocal es mínima y errónea en la mayoría de los casos.

Cuando en algún alumno, y son muy pocos, se produce una mayor y mejor utilización del cuerpo para la emisión de la voz, se suele decir entonces rápidamente, que tiene buenas condiciones naturales para cantar.

Este hecho suele ir acompañado de una clasificación vocal realizada por el alumno, que no siempre está bien, pues él hace algo que le es fácil realizar, pero no piensa en cómo le sale, en la calidad del sonido que emite, ni cuanto más puede realizar.

Normalmente, el alumno tampoco tiene un punto de referencia claro en relación a la naturaleza de su voz, frente a la de las demás personas a las que escucha cantando.

Normalmente tiene unos gustos por unos cantantes o por unas obras de ciertos compositores, pero para nada sabe si las puede cantar bien o no, aunque pueda abarcarlas en un principio.

Por muy buena naturaleza dotada para el canto que pueda tener una persona, ésta, siempre tendrá que estar acompañada de la mayor cantidad de técnica posible, para así poder hacer perdurar todo cuanto sea necesario dicha naturaleza.

La técnica nunca sobra y siempre crece y las condiciones naturales tienden a decrecer.

Aunar ambas es lo apropiado, pero… por desgracia, suele suceder que, a mayor capacidad natural para cantar, menos trabajo técnico y eso conlleva lo que conlleva.

Una buena voz natural y un mal uso de ella, crea una tendencia encaminada a la destrucción de esa voz, en un principio bien dotada para la actividad del canto.

Claro que el ser humano es un animal cantor, pero no nace sabiendo cantar; tiene las condiciones y debe de aprender a utilizarlas.

Cuanto mejor aprenda, mejor utilizará su naturaleza para la actividad del canto.

Artículo anterior

No rompamos el molde. Un buen profesor de canto para llegar al éxito vocal

Artículo siguiente

Esta preocupación es una satisfacción

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.