Inicio»Técnica vocal»Cuidado con los labios. Consecuencias de una utilización inadecuada de los labios en la pronunciación

Cuidado con los labios. Consecuencias de una utilización inadecuada de los labios en la pronunciación

4
Shares
Pinterest Google+

Una influencia excesiva y en momento equivocado de la utilización de los labios, tanto en la declamación como en la voz cantada, nos puede acarrear problemas.

Me refiero a momento equivocado, declamando o cantando, cuando estamos en una zona de nuestra voz que no es la más cómoda. La zona que denominamos cómoda, suele extenderse alrededor de dos tonos  en la declamación y bastante más en la voz cantada, todo ello en relación a nuestra tesitura.

Por ejemplo, ir hacia las notas extremas con una posición de los labios muy hacia fuera en una vocal como la “o” nos hará cerrar el sonido y muy posiblemente se nos vaya a la nariz.

Esto es debido a que esta utilización inadecuada de los labios en la pronunciación, dificulta la bajada de la mandíbula, y también de la parte trasera de la lengua, con lo cual comenzaremos a tener problemas de todo tipo, entre otros los mencionados anteriormente.

Es evidente, que con la vocal “o” por ejemplo, en la zona más cómoda para nosotros y para hacer una correcta pronunciación de dicha vocal, tendremos que poner los labios hacia fuera y construir el sonido “o”, pero también es cierto que tendremos, en este caso, la parte trasera de la lengua correctamente posicionada hacia abajo. 

En el momento que dejamos esas pocas notas cómodas y nos vamos hacia registros extremos, el mayor trabajo de pronunciación lo realiza la lengua, y en especial su parte de atrás, favoreciendo esto una correcta inclinación laríngea.

Hay voces naturales que pueden hacer todo su registro sacando los labios, pero el sonido no es bueno y con el tiempo se dañaran, pues se produce un sonido excesivamente cerrado, estrecho, nada bello y peligroso.

En la parte cómoda de la pronunciación, aunque tengamos los labios más hacia fuera, la necesidad de abrir la boca no existe apenas, y como hemos dicho anteriormente, siempre habrá a su vez un trabajo a realizar con la parte de atrás de la lengua para conseguir un mínimo de inclinación laríngea que nos permita hacer un sonido amplio y bello.

La pronunciación excesivamente labial, tiene muy poco recorrido, tanto en la voz declamada como cantada, pero se utiliza mucho pensando que es como mejor pronunciamos, y eso solo se produce en unas cuantas notas de nuestra emisión.

Artículo anterior

El narrador. Seguimos hablando sobre la declamación

Artículo siguiente

Voz desafinada. ¿Voz qué?

1 Comentario

  1. Paola Becerril
    6 noviembre, 2018 en 03:05 — Responder

    Hola! Profesor Eduardo me parece un excelente artículo y oportuno para mí que me han dicho que últimamente se me escucha la voz más metálica y que quizás sería por la edad.
    Le mandé por correo unos audios pues le pedí el enorme favor de que me ayudara a clasificar mi voz, pero ya no recibí más respuesta. Entiendo que debe estar ocupadísimo! Le ruego que no se desespere con mi insistencia, pues verdaderamente me interesa su amable ayuda. Solo escribo al respecto en caso de que quizás no hayan llegado correctamente mis audios.
    De antemano gracias y saludos cordiales!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.