Inicio»Declamación»Correr y correr para no llegar

Correr y correr para no llegar

3
Shares
Pinterest Google+

De los primeros errores en la declamación, es el de ir muy deprisa, cada vez más.

Queremos terminar lo antes posible, no estamos cómodos y esto de terminar lo antes posible es el objetivo y una urgencia.

¿Como terminaremos? Pues mal, ¿cómo vamos a terminar?

Si de entrada tenemos algún problema que otro en la declamación que tenemos que realizar y lo que hacemos es comenzar a correr, pues los problemas crecerán.

Desde no entenderse la mayoría de lo que estamos declamando, hasta tener que parar y dar una imagen… no muy buena.

Y si esto ocurre cuando nos han pillado por sorpresa y tenemos que salir del paso, pues algo hay justificable, aunque no mucho, pero, de todas formas, quedaremos mal.

Pero si es algo que debíamos tener preparado y nos tenemos que parar o no se nos entiende etc.…, pues vaya fracaso.

Imaginemos una ponencia en un entorno laboral, quedaremos como si no supiéramos bien de lo que estamos hablando y en realidad sí que lo sabemos, pero vocalmente no lo sabemos explicar.

Y esta manera de explicar que nos puede dar muchas ventajas, se nos empieza a volver en contra y en lugar de sumarnos puntos, nos los resta.

Y casi seguro, que lo primero que haremos mal, es empezar a correr al hablar o declamar en este caso.

Cuantos más problemas tengamos, más despacio tendremos que ir, siempre en su justa medida, y de esta manera nuestro cerebro tendrá más tiempo para poder reaccionar, al igual que nuestro aparato fonador para poder adaptarse a las órdenes del cerebro.

Declamar correctamente no es ponerse en “modo de encefalograma plano” sin enterarse muy bien de lo que estamos haciendo, y correr y correr mal leyendo.

Es entre otras cosas, racionalizar lo que estamos diciendo, es poder estar pensando, evaluando, y entendiendo lo que estamos declamando, todo ello pensando en el beneficio de los receptores de nuestra declamación.

Artículo anterior

Equilibrio entre mandibula y sonido

Artículo siguiente

¿ENTIENDO QUE ME TIENEN QUE ENTENDER?

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable EDUARDO FERNÁNDEZ LAHERA ("EDUARDO LAHER")
Finalidad Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Estos datos se conservarán mientras no se solicite la supresión o mientras permanezca vigente el contrato.
Legitimación Consentimiento. Recabar el Consentimiento del Interesado.
Destinatarios Fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de Clientes y Empleados. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad.
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad así como en el email: contacta@eduardoalher.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.